top of page

Comunicado de prensa sobre las terapias de reconversión en La Cámara de Representantes de Colombia

Actualizado: 27 dic 2022




COMUNICADO



Bogotá 10 de junio del 2022



El pasado 10 de mayo del presente año, el honorable representante a la cámara por Bogotá Mauricio Toro Orjuela realizó la radicación del proyecto de ley 461 del 2022 de su autoría, “por medio del cual se prohíben los ecosieg en el territorio nacional y se promueve la no discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género diversas en las redes de salud mental y se dictan otras disposiciones”.


Los ecosieg, más conocidos como terapias de reconversión, son procedimientos pseudocientíficos dirigidos a modificar la orientación sexual de personas LGBTI o las identidades y expresiones de género diversas apelando a sentimientos de culpa o temores infundados generalmente causados por las creencias religiosas, la intolerancia en la familia o el entorno social de las personas sometidas a dichos tratamientos.


Las denuncias sobre esta práctica dan cuenta de hechos de tortura y secuestro realizados bajo mecanismos psicológicos de coacción y manipulación mental para forzar a las víctimas a asistir a los denominados retiros espirituales donde las personas LGBTI+ llegan a recibir maltrato tanto físico como emocional sacando provecho de sus convicciones religiosas, de tal manera que crean que viven en pecado y están lejos de Dios, y que la forma de comulgar con Dios parte del abandono de la homosexualidad.


La Asociación de Ateos de Bogotá, fiel a sus principios éticos y morales y consecuente con su objeto social, decidió apoyar decididamente el proyecto de ley radicado por el congresista y, en vista de los hechos recientes, presentamos a la opinión pública nuestro rechazo vehemente a la homofobia y a la perpetuación de los estigmas y mitos asociados a la orientación sexual y la diversidad de identidad y expresión de género.


Para nuestra organización, dicha propuesta no solo es una oportunidad para combatir los tratos crueles, inhumanos y degradantes rechazados por el artículo 12 de nuestra constitución política y la Declaración Universal de los Derechos Humanos, sino una oportunidad para que el congreso de la república se pueda reivindicar en materia de defensa de los derechos de la ciudadanía con orientaciones sexuales diversas que históricamente ha sufrido discriminación y tratos indignos que van desde la negación de sus derechos civiles básicos hasta la violencia física y el homicidio.


El 08 de junio del presente año, con asombro e indignación nos enteramos de la suspensión del debate en la Comisión Séptima Constitucional de la Cámara de Representantes a raíz de una recusación radicada por el activista cristiano Jonathan Steven Silva Mocetón, en la cual señala que la orientación sexual del congresista ponente convierte su proyecto de ley en un tema de interés particular y no de interés general, lo cual implica la existencia de un conflicto de intereses que derivó en la suspensión del debate por parte del congresista para no incurrir en causal de pérdida de investidura.


Silva Mocetón argumenta que la prohibición estipulada en el proyecto de ley 461 del 2022 está condicionada en un único sentido partiendo del hecho de que solo busca prohibir los ecosieg realizados a las personas homosexuales y no a los heterosexuales, y que ese detalle convierte el proyecto de ley en un acto motivado en intereses particulares en desmedro de la orientación sexual hegemónica.



El insólito planteamiento desconoce que la heterosexualidad nunca ha sido considerada una enfermedad y que jamás se les han negado derechos civiles a las personas heterosexuales solo por su orientación sexual, algo que sí ha ocurrido y sigue ocurriendo con homosexuales, bisexuales y lesbianas.


Creemos que la recusación presentada va más encaminada a dilatar injustificadamente el trámite del proyecto más que a defender un supuesto interés general en el trámite legislativo.


El representante a la cámara por Bogotá Carlos Eduardo Acosta del partido político abiertamente cristiano Colombia Justa Libres ya había presentado una proposición de archivo del proyecto de ley 461 del 2022 con el fin de bloquear el trámite del proyecto; dicho recurso motivado evidentemente por motivaciones particulares derivadas de su condición religiosa que, en un Estado laico como Colombia, no deberían ser razón suficiente para torpedear el trámite de un proyecto encaminado a la protección de un sector de la ciudadanía históricamente discriminado y estigmatizado por sectores religiosos reaccionarios como los que representa el congresista Carlos Acosta y el activista Jonathan Silva.


La Asociación de Ateos de Bogotá rechaza una vez más que la religión siga siendo usada en el congreso de la república como caballo de batalla contra proyectos de ley que buscan garantizar la dignidad y la no discriminación por motivos de orientación sexual, identidad y expresión de género diversas.


Consideramos que quienes se deberían apartar de este debate por motivaciones de índole religioso, conciencia y moral individual, son las personas cristianas que no comprenden que las prohibiciones derivadas de su corriente religiosa particular solo aplican para los individuos que profesan determinados credos y no para la ciudadanía en general; y mucho menos para sectores de la población que por su orientación sexual e identidad de género se han visto afectadas por discursos de odio promovidos desde los púlpitos.


Somos conscientes de que también hay personas que entienden lo anteriormente expuesto y profesan su fe de manera responsable y civilizada, comprendiendo que el derecho a la libertad de culto y conciencia no es patente de corso para apoyar la legalidad de terapias que humillan y denigran a las personas; y que en un Estado laico como Colombia, la neutralidad del poder público en materia religiosa es garantía para el ejercicio de la religión lo mismo que para el ejercicio de la orientación sexual y la identidad y expresión de género.


Esperamos que el proyecto de ley 461 del 2022 de autoría del Honorable Representante Mauricio Toro Orjuela no sea uno más de los muchos intentos fallidos en el congreso para garantizar la dignidad y ciudadanía plena de la población LGTBI, y que el congreso que se instale este 20 de julio sea más respetuoso de la laicidad y garante de los derechos individuales.



ASOCIACIÓN DE ATEOS DE BOGOTÁ


Información:



3214846578

3158718268





96 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Kommentare


bottom of page